Acerca de

Centro Mundial de la Fe bahá’í

Al igual que otras tres religiones mundiales (el judaísmo, el cristianismo y el islam), la Fe bahá’í está ligada a Tierra Santa por lazos de circunstancias históricas. Las casas y otros lugares relacionados con el exilio allí de Bahá’u’lláh y de ‘Abdu’l-Bahá han sido amorosamente restaurados por la comunidad bahá’í.

Cada año miles de bahá’ís visitan Haifa y Acre como peregrinos y tienen el privilegio de visitar estos lugares en compañía de otros creyentes de todas partes del mundo. A intervalos de cinco años los representantes elegidos de las comunidades bahá’ís nacionales se reúnen en Haifa para elegir los miembros de la Casa Universal de Justicia que administra los asuntos internacionales de la Fe desde su sede en el Monte Carmelo.

El personal de la Casa Universal de Justicia está compuesto por voluntarios bahá’ís procedentes de distintos países. Los miembros del personal viven en la zona de Haifa y Acre, y sirven mediante invitación durante diferentes períodos de tiempo.