Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

La Casa de Adoración Bahá’í, inspiradora de espíritu de servicio colectivo

—Madrid, 16 de Noviembre de 2016—. Concluido el proceso de establecimiento de Templos bahá’ís en los cinco continentes, comienzan los planes para la construcción de Casas de Adoración Nacionales y Locales alrededor del mundo.

1137_05Con la reciente inauguración del Templo bahá’í de Sudamérica, la Casa de Adoración de Chile —de la que se hizo eco una publicación de El País «Un faro de luz al pie de los Andes» —culmina el proyecto de construcción de Templos Bahá’ís en los cinco continentes y da comienzo un nuevo plan. El nuevo plan consiste en el establecimiento de Templos nacionales y locales en distintos puntos del planeta. La planificación de dichos proyectos constituyen un regalo que la Comunidad Internacional Bahá’í ofrece a la humanidad como testimonio de la unidad entre los pueblos del mundo en la adoración hacia un mismo Dios.

Los dos primeros Templos nacionales bahá’ís serán construidos en la República Democrática del Congo y en Papúa Nueva Guinea. En cuanto a los cinco primeros Templos locales se construirán en Battambang (Camboya), Bihar Sharif (India), Matunda Soy (Kenya), Norte del Cauca (Colombia) y Tanna (Vanuatu).

El diseño de todas las Casas de Adoración invita a la concordia y simboliza la unidad de la especie humana y de las religiones. Están abiertas a cualquiera que desee orar y meditar en silencio, y ofrece programas devocionales regulares donde se entonan y recitan oraciones y textos sagrados de las religiones del mundo.

1137_00Aunque la Casa de Adoración es un centro para la oración y la meditación, realmente tiene un doble propósito pues en su concepción integra dos principios profundamente ligados en los escritos bahá’ís, la adoración y el servicio. Se trata de una institución destinada a promover el desarrollo social y económico de la población, a la vez que ofrece un espacio de paz y oración. Por ello, en el futuro, tal como se mencionó en un artículo previo, alrededor del edificio central del Templo serán construidas otras dependencias cuyas principales funciones serán sociales, humanitarias, educativas y científicas.

Esta vocación de servicio que se genera alrededor del templo bahá’í podemos verlo ejemplarizado en lo que está sucediendo actualmente en Camboya, donde durante meses, una gran cantidad de voluntarios de comunidades cercanas a Battambang, se han reunido regularmente para trabajar en los jardines de la Casa Bahá’í local de adoración que se está construyendo en este lugar. Este espíritu de servicio colectivo se ha vuelto contagioso, y un signo de su creciente influencia ha sido el surgimiento de un gran deseo por parte de los niños para ser partícipes de este histórico plan.

Las comunidades vecinas han respondido a este creciente entusiasmo, organizando proyectos de jardinería en el lugar elegido para la construcción del Templo, abierto a cientos de niños, jóvenes y adultos de todas las edades. Estos numerosos grupos de voluntarios se reúnen para orar en la madrugada y luego comienzan un día completo de trabajo, plantando árboles y arbustos en la tierra que rodea el edificio central en construcción, alcanzando el número de 900 plantas por el momento en dicho terreno.

Uno de los participantes en uno de estos proyectos más reciente de jardinería colectiva, expresaba su alegría al tener la oportunidad de colaborar en el embellecimiento de los terrenos del Templo para que los visitantes en el futuro pudieran disfrutar de los jardines. Estos sentimientos son generalizados y demuestran la ilusión que provoca el Templo en Battambang, cuya construcción se prevé que se complete a finales de 2017.