Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Por un futuro de paz en el País Vasco: los municipios como espacios de paz y convivencia

—Madrid, 8 de enero de 2017—. Con el objetivo de analizar el papel que desempeñan las autoridades locales a favor del diálogo, la convivencia y la construcción de la paz, así como el rol que juega la cultura, la educación y la participación ciudadana en la configuración de ciudades libres de violencia, el Instituto DEMOSPAZ organizó en Bilbao y Madrid, el 13 y 14 de diciembre respectivamente, un seminario sobre Cómo avanzar en la configuración de ciudades y municipios libres de violencia.

El seminario contó con la presencia del presidente de DEMOSPAZ, Federico Mayor Zaragoza, los directores del instituto, Carlos Giménez y Manuela Mesa, y miembros destacados como Itziar Ruiz Giménez, Félix Duque, Juan José Tamayo y Héctor Grad, entre los cuales se encontraba también el director de la Oficina de Asuntos Externos de la Comunidad Bahá’í de España Sergio García Magariño. Estas jornadas fueron coorganizadas por la Fundación Cultura de Paz, la Universidad del País Vasco y el Gobierno Vasco.

A partir de intervenciones muy breves, en la que se expusieron experiencias locales e internacionales en el fomento de la paz y la convivencia así como las lecciones aprendidas sobre las mismas, los 25 participantes en el seminario, que se celebró en la Biblioteca Eugenio Trías, debatieron sobre cómo identificar las violencias que se manifiestan en el ámbito local y cómo abordar la memoria del conflicto y generar espacios de reconciliación en los ámbitos local y urbano, transformando, por ejemplo, símbolos de la violencia pasada, en espacios de paz como plazas, bibliotecas, etc.

Destacaron, por un lado, la presentación de la experiencia de la Cañada Real y el proyecto de intervención social de DEMOSPAZ, presentada por el párroco de Santo Domingo de la Calzada, Agustín Rodríguez Teso, que aspira a crear un modelo exitoso para luego poder ofrecerlo a la administración pública, y por otro, la experiencia de convivencia de cultura islámica, cristiana y judía de la Córdoba islámica, presentada por Juan José Tamayo, director de la cátedra de teología y ciencias de las religiones de la Universidad Carlos III.

Por su parte, el representante de la Comunidad bahá’í de España, Sergio García, habló sobre el papel de la religión y la ciencia y afirmó que «comprender la naturaleza del proceso de radicalización religioso puede ayudar a entender y a desactivar otros radicalismos. Existen factores individuales, pero también otros contextuales y macro sociológicos, relativos a la forma en que está configurado el orden global, que favorecen que las personas opten por el uso de la violencia, por lo que atender mínimamente a todos ellos parecería algo necesario para cualquier estrategia sólida».

Además, destacó el importante papel que desempeña la educación tanto en ciencia como religión para prevenir la radicalización de los individuos. «Las personas más manipulables son aquellas que tienen menos recursos intelectuales, por lo que dotar a las nuevas generaciones de herramientas cognitivas y de estructuras morales consistentes desde las que poder comprender y actuar en el mundo que les rodea es bastante relevante; los programas más efectivos para ello son aquellos que tienen en cuenta tanto el conocimiento científico como el acervo moral y espiritual contenido en las grandes tradiciones religiosas».

El seminario concluyó con una conferencia pública sobre «Las ciudades como espacios de paz y convivencia: el papel de las autoridades locales» en la que participaron Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz, Viviana García Pinzón, profesora de la Universidad Nacional de Colombia. María Oianguren, directora de Gernika Gogoratuz y Jon Mirena Landa, director de la cátedra de Derechos Humanos y poderes Públicos UPV/EHU.

Este es el tercer año consecutivo en que la Fundación Cultura y paz, en colaboración con el Gobierno Vasco, celebra, en días consecutivos, sendas jornadas en San Sebastián y Madrid, encaminadas a abrir nuevos caminos de paz y convivencia en el País Vasco y que cuenta con la participación de la Oficina de Asuntos Públicos de la Comunidad bahá’í de España.