Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Deterioro de la situación de los presos bahá’ís en Irán

—Madrid, 28 agosto de 2017— Un informe arroja luz sobre el reciente y repentino traslado de los presos Bahá’ís en Irán, empeorando las condiciones a las que se les somete y provocando consternación a nivel internacional.

Prisión de Gohar dasht – Imagen de Ensie & Matthias: 2072.GohardashtPrison.Karaj

La Comunidad Internacional Bahá’í ha expresado su preocupación por el traslado de un determinado número de presos de la prisión de Gohar Dasht —en el que se encuentran 15 presos Bahá’ís—, a un nuevo módulo con peores condiciones de habitabilidad y que cuenta con unos estrictos controles de seguridad.

«Los recientes acontecimientos en la prisión de Gohar Dasht son muy preocupantes» declara Dña. Diane Ala’i, representante de la Comunidad Internacional Bahá’í ante la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, «estos Bahá’ís no sólo están encarcelados injustamente por sus creencias sino que ahora están sujetos a una presión añadida y un comportamiento inadecuado que no tiene ninguna justificación, incluso es algo contrario a las propias leyes de Irán».

Según un informe del mes pasado, los presos de un módulo de la prisión de Gohar Dasht han sido trasladados a un nuevo módulo reforzado recientemente con equipos de control y vigilancia de seguridad, que incluyen la instalación de cámaras y micrófonos en las propias celdas y baños.

Este traslado se realizó sin aviso previo. A los prisioneros no se les ha permitido llevarse sus pertenencias personales —como la ropa o medicamentos—. Durante este tiempo solo se les ha permitido estar al aire libre en tres ocasiones. Las puertas de los pasillos están siempre cerradas y las ventanas de las celdas han sido cubiertas por unas telas gruesas que impiden que se ventilen las celdas.

El informe añade que a raíz del traslado, se han prohibido las visitas de los familiares, y enfatiza el riesgo que supone dicho traslado para el estado de salud de algunos presos con enfermedades graves.

La señora Ala’i asimismo requerido a las autoridades que aborden este asunto lo antes posible. No solo ha exigido un nivel aceptable de condiciones de habitabilidad dentro de la prisión, sino que se ponga fin a este comportamiento tan violento e inhumano.

Además, este informe ha puesto énfasis en que actualmente hay alrededor de 95 Bahá’ís presos en las cárceles de Irán, solamente por sus creencias religiosas.

Fuente del informe: Radio Farda