Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Personalidades se solidarizan con los bahá’ís encarcelados en Irán

—Madrid, 16 de diciembre de 2017—. ¿Y si me ocurriera a mí? A esta misma pregunta responden con un vídeo personalidades del mundo intelectual, del comercio y de las artes, intentando describir cómo se sentirían si les encarcelaran diez años por sus creencias y no pudieran ejercer más su profesión.

Personalidades como Esteban Ibarra, presidente y fundador de la asociación Movimiento Contra la Intolerancia; Juan José Tamayo, teólogo, secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, y director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones en la Universidad Carlos III de Madrid; Stephan Fuetterer, empresario, director general de Best Relations y vocal de la Junta Directiva de Internet Society; y Beatriz Olivenza, profesora y escritora ganadora del premio XLI Premio Cáceres de Novela Corta 2016, han procurado ponerse en la piel de los Yarán e imaginarse todo lo que implica estar aislados del mundo involuntariamente durante diez años a través de unas declaraciones grabadas. La privación de ver a tus hijos crecer, la distancia con tus seres queridos e incluso la imposibilidad del ejercicio libre de la profesión son sólo algunas de las terribles consecuencias que implica estar encerrado tras los muros de la prisión durante una década.

Los Yarán («los amigos»), ahora disueltos, fue un grupo de siete bahá’ís que se constituyó con pleno conocimiento y aprobación de las autoridades iraníes después de que las instituciones bahá’ís formales fueran declaradas ilegales en Irán en los años ochenta. Su papel era velar por las necesidades espirituales y materiales mínimas de la comunidad bahá’í de Irán.

En el 2008 se produjo una serie de redadas colectivas realizadas en las casas de los miembros del grupo y fueron detenidos sin cargo durante meses. Dos años después fueron sentenciados a 20 años de prisión.

Con una condena inicial de 20 años, su sentencia fue reducida posteriormente a diez por la aplicación de la nueva doctrina prevista en el código penal iraní de mayo de de 2013. Esta doctrina estipula que aquellos imputados por más de un cargo deberán ser condenados solo por el de mayor gravedad. No obstante, a los antiguos Yaran se les han sido denegados muchos de los derechos concedidos por ese mismo código penal, como la libertad condicional u otras prerrogativas que aseguran el bienestar y la salud de los penados.

El 18 de septiembre de 2017, la Sra. Mahvash Sabet fue liberada después de completar una sentencia injusta de diez años. La Sra. Sabet, con ahora 64 años, fue la primera de los siete miembros que componían el grupo de los Yaran en ser arrestada. Ante esta noticia, los mismos protagonistas de los vídeos han querido dar la bienvenida a Mahvash. Unos meses, después, la Sra. Fariba Kamalabadi y el Sr. Behrouz Tavakkoli también fueron liberados.

A pesar de haber salido de prisión, Mahvash vuelve a una sociedad en la que los jóvenes bahá’ís no pueden ir a la universidad; hombres y mujeres no pueden ejercer su profesión en empleos públicos; los comercios son cerrados sin motivo; los cementerios son profanados; los medios de comunicación promueven a diario un discurso de odio hacia ellos y el Estado continúa deteniendo y encarcelando arbitrariamente a los bahá’ís por sus creencias.

Se espera que el resto de miembros del grupo ad hoc que fue conocido como los Yaran completen sus penas a lo largo de los próximos meses. Los nombres de estos presos son: Sr. Jamaloddin Khanjani; Sr. Afif Naeimi; Sr. Saeid Rezaie y el Sr. Vahid Tizfahm.

Enlace a vídeos (YouTube).
Noticia relacionada: Entrevista a Mahvash Sabet en la contraportada de La Vanguardia