Contribuir al pensamiento social

Oficina de Asuntos Públicos

La Oficina de Asuntos Públicos es una agencia de la Asamblea Espiritual Nacional de los bahá’ís de España, cuyo cometido principal es contribuir a ciertos discursos de ámbito nacional conducentes a la paz y la prosperidad. La labor de la Oficina en este ámbito, aunque prometedora, es muy reciente. En 2013 se dieron los primeros pasos para que se fortaleciera (porque ya existían iniciativas similares anteriores) y a principios de 2014 comenzó a funcionar con cierta normalidad.

El enfoque de la Oficina para contribuir a ciertos discursos con implicaciones prácticas, como el de la gobernanza, área que constituye su principal foco de atención, tiene ciertas características distintivas. Primeramente, los contenidos que desarrolla no se generan en aislamiento, tras estudios académicos formales y prolongados, sino que van cristalizando a medida que se busca establecer relaciones sólidas y permanentes con actores sociales procedentes de las organizaciones civiles, el sector privado, la política y el mundo académico que comparten el deseo de contribuir al mejoramiento del mundo y reconocen que esto solo es posible mediante la acción colectiva. Segundo, las fuentes de las que se nutre la Oficina en su búsqueda de modelos más justos, sostenibles y cohesionados de organización social son tres: el conocimiento científico acumulado, los principios atesorados en las grandes tradiciones religiosas de la humanidad y la creciente (aunque modesta) experiencia de la comunidad mundial bahá’í en diferentes ámbitos. Tercero, a pesar de que la acción de la Oficina opera en el ámbito del discurso y el pensamiento social, las temáticas en las que se centra se relacionan con el bienestar colectivo, conectan con las inquietudes de la sociedad en la que se inserta y buscan mejorar las prácticas. Por último, la Oficina no pretende buscar soluciones a los problemas que se le presentan, sino que gran parte de su trabajo implica definir, junto con otros actores, cuáles son las problemáticas más profundas y apremiantes que las instituciones públicas, la sociedad sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos en general deben enfrentar.

Debido a la importancia que tiene para una sociedad contar con instituciones de gobernanza sólidas, la necesidad de colaboración entre todos los agentes sociales para gestionar los asuntos públicos y el creciente interés de la sociedad civil en refinar las estructuras, los procesos y los mecanismos de gobernanza, esta ha sido el área principal de reflexión de la Oficina desde 2014. Al mismo tiempo que se participa en varios foros, se sostienen conversaciones con diferentes actores, se elaboran ciertos documentos y se responde ante peticiones de otras agencias públicas y privadas, la Oficina ha establecido una línea de acción para generar espacios sociales donde diferentes agentes sociales puedan reunirse, establecer lazos de colaboración, analizar la compleja realidad social de España y buscar modelos de gobernanza más efectivos. El primer espacio se creó en Madrid en mayo de 2014. Durante un día, políticos, investigadores y activistas sociales se reunieron en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales para analizar las últimas tendencias, identificar algunas de las innovaciones sociales más destacadas relacionadas con la gobernanza a nivel mundial, y definir las áreas de reflexión y acción más apremiantes para España. El segundo espacio se abrió en febrero de 2015 en Barcelona, en el Palau Robert. En esa ocasión, durante dos días, se puso el foco de atención en el fenómeno religioso, con el fin de identificar buenas prácticas transferibles a la política. Tras estas dos primeras iniciativas, hay dos libros en proceso de publicación con artículos basados en las ponencias presentadas. A pesar de que el formato de estos espacios está siendo objeto de reflexión para que cumpla mejor con el objetivo de generar entendimiento de forma colectiva, debido a los prometedores resultados iniciales, la Oficina ya ha previsto algunos otros espacios para abordar diferentes temáticas como la gobernanza y los medios de comunicación, la gobernanza global o la gobernanza y la economía.

Otros dos discursos a los que la Oficina ha prestado atención, aunque de forma secundaria, han sido el de los derechos humanos y el del papel de la religión en la sociedad. No existen contenidos consistentes todavía sobre estas dos temáticas. Sin embargo, la participación en diversos espacios durante varios años ya ha producido un entendimiento propio del enfoque sobre el que se quiere construir para la indagación en estos ámbitos. Finalmente, existen algunas áreas emergentes a las que se prestará mayor atención en los próximos años, tales como la igualdad de género, el diálogo entre la ciencia y la religión para encontrar modelos efectivos de desarrollo, o el papel de la tecnología en la sociedad y cultura contemporáneas.

Con independencia de los discursos en los que la Oficina actualmente está involucrada, el trabajo en esta esfera se realiza bajo la premisa de que la paz es un imperativo moral ineludible y al alcance de la humanidad. Sin embargo, para lograrlo se deben revisar algunos de los supuestos y concepciones subyacentes sobre los que se sostiene inadvertidamente el orden actual, y que impiden dar los pasos estructurales y procedimentales tanto en el plano individual como en el colectivo, tales como la condición humana, la naturaleza de la sociedad, de la ciencia y de la religión, las concepciones del poder y del conocimiento o los principios que deben regir las interacciones sociales.

Sigue explorando...

Contribuir al pensamiento social