Bahá'ís de España

Quiénes somos

La comunidad bahá’í de España cuenta con miembros de procedencias culturales y étnicas diversas, tanto de dentro como de fuera de sus fronteras, diversidad que se ve reflejada en su riqueza artística y lingüística. Además, la cultura de la comunidad se está transformando, conforme se esfuerza por aplicar las enseñanzas de Bahá’u’lláh a sus vidas individuales y colectivas.

Actualmente en España hay aproximadamente 5000 bahá’ís que se esfuerzan, junto a amigos y vecinos, por aplicar las Enseñanzas de Bahá’u’lláh en sus vidas individuales y colectivas y por contribuir al mejoramiento de sus entornos.

Los que participan en las actividades de la comunidad proceden de los mismos orígenes culturales, étnicos y nacionales que caracterizan a la sociedad española. La mayor parte de estas actividades se centran en promover una educación espiritual a los niños, en hacer esfuerzos por liberar los poderes de los jóvenes adolescentes (denominados prejóvenes) para servir a la sociedad y desarrollar una identidad sólida, en ayudar a empoderar y a desarrollar capacidades para el servicio a jóvenes y adultos que se relacionan en el contexto del barrio, y en establecer espacios para la oración y meditación colectiva que fortalezcan el carácter devocional de las comunidades.

Historia »

La historia de la Fe bahá'í en España comenzó en 1946 con la llegada al país de Virginia Orbison, una entusiasta bahá’í norteamericana que se trasladó al país con el objetivo de dar a conocer el Mensaje de Bahá’u’lláh. España estaba viviendo un período difícil en ese tiempo, pero esas dificultades curtieron el carácter de una generación que, gracias a la capacidad de trabajo, de ahorro y de esfuerzo que tuvo que desarrollar, en las décadas posteriores contribuyó a la prosperidad y desarrollo del país.

Una cultura de cambio »

La comunidad bahá’í de España cuenta con miembros de procedencias culturales y étnicas diversas, tanto de dentro como de fuera de sus fronteras, diversidad que se ve reflejada en su riqueza artística y lingüística. Además, la cultura de la comunidad se está transformando, conforme se esfuerza por aplicar las enseñanzas de Bahá’u’lláh a sus vidas individuales y colectivas.

Conocimiento y transformación social »

Bahá’u’lláh hizo un llamado a la humanidad a transformar la sociedad actual y dar un salto en su proceso de evolución social. Elaboró un diseño y estableció prácticas, principios, procedimientos, leyes, ordenanzas e instituciones relativas tanto a la organización de la sociedad, como al refinamiento de la vida de las personas. Sin embargo, todo esto se encuentra de forma embrionaria en Sus Escritos y es la tarea de sucesivas generaciones aprender colectivamente a traducirlo a la realidad y así establecer una nueva civilización mundial.

Vida bahá'í »

La vida de un bahá’í incluye ciertas prácticas individuales, la participación en la vida comunitaria y los esfuerzos por aplicar la enseñanzas de Bahá’u’lláh en los diferentes ámbitos de la vida, tales como la familia o el trabajo. Todo esto, además, cobra sentido en el marco más amplio del servicio a planes globales para contribuir al avance de la civilización. Desde una postura humilde de aprendizaje, cada bahá’í se esfuerza por realizar todas estas tareas con coherencia y excelencia.