Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Un documental rompedor muestra un tabú iraní de hace un siglo

Poster del documental "Tabú iraní", estrenado el 24 de febrero en Los Ángeles.

LOS ANGELES (21 de febrero de 2012) – Un largometraje que examina la persecución de los bahá’ís de Irán se estrena aquí esta semana, antes de ser proyectado por todo Estados Unidos y otros países.

Tabú iraní es la obra del célebre cineasta holandés-iraní Reza Allamehzadeh.

«A pesar de que se me prohíbe el acceso a mi tierra natal, he conseguido grabar escenas del Irán profundo con la ayuda de amigos devotos que arriesgaron sus vidas para grabar las secuencias que necesitaba», dijo el Sr. Allamehzadeh, que no practica la Fe bahá’í.

«He hecho varios documentales desafiantes durante mi larga carrera como cineasta, pero ninguno de ellos fue tan difícil de hacer como Tabú iraní», dijo.

La película empieza en el Irán profundo y sigue el viaje de una mujer bahá’í y su hija de 14 años, quienes deciden vender todas sus pertenencias y dejar el país a fin de encontrar refugio en occidente.

También muestra los esfuerzos de la comunidad bahá’í iraní por educar a sus jóvenes, quienes están privados de acceso a la educación superior y, por primera vez, da voz a bahá’ís dueños de terrenos, quienes han sufrido una persecución prolongada en el pueblo de Ivel, en la provincia norteña de Mazandarán.

El Sr. Allamehzadeh explicó que escogió darle el nombre Tabú iraní a la película porque encontró que hasta aquellos iraníes que creen que los bahá’ís deberían de tener sus derechos humanos se quedan en silencio ante esta problemática.

«Debí haber comenzado a realizar esta película antes», dijo el Sr. Allamehzadeh. «Mientras investigaba me di cuenta de que todos los segmentos de la sociedad basados en su género, etnia, idioma y religión están bajo presión, pero los bahá’ís tienen el más alto grado de privaciones; ni siquiera sus muertos están seguros y sus cementerios están recibiendo ataques. Por ende, mi perspectiva es enfocarme únicamente en el aspecto de los derechos humanos y quería representar el grado en el que se están violando los derechos de los bahá’ís.»

Reza Allamehzadeh (izquierda) entrevistó al expresidente iraní Abolhassan Banisadr

«Tabú iraní es el documental más personal que he realizado jamás», dijo.

Otro avance del proyecto fue conseguir entrevistas con políticos, autores y académicos iraníes quienes raramente hablan en público sobre la «cuestión bahá’í» de Irán. Entre éstos, Abolhassan Banisadr, quien fue el primer presidente de Irán tras la Revolución Islámica de 1979.

También habló ante las cámaras la abogada de derechos humanos y Premio Nobel de la Paz, Shirin Ebadi, cuestionando el hecho de que se prohíba a los bahá’ís de practicar ciertos oficios. «Para trabajar, ganarse honradamente la vida u obtener un permiso para trabajar, abrir un taller de zapatería o un restaurante, no hay que ser musulmán», dice la Sra. Ebadi. «¿Dónde dice el islam que un zapatero tenga que ser musulmán?»

Tabú Iraní se estrena el viernes 24 de febrero en Los Ángeles y se presentará en las semanas entrantes en Holanda; en Montreal y Toronto en Canadá; y, en EE.UU., en Atlanta, Chicago, Orlando, San Diego, San Francisco y Washington D.C.

Para más información sobre el largometraje http://www.iraniantaboo.com/ (contenido en inglés)