Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Cuatro años encarcelados en Irán sin un juicio justo

De pie, de izquierda a derecha: Fariba Kamalabadi, Behrouz Tavakkoli, Jamaloddin Khanjani, Afif Naeimi y Mahvash Sabet. Sentados, de izquierda a derecha: Vahid Tizfahm y Saeid Rezaie.

Madrid (14 de mayo de 2012).- Hoy se cumplen cuatro años desde que los siete líderes de la comunidad bahá’í de Irán fueran detenidos y encarcelados.

Antes de su arresto en 2008, los siete se encargaban de cubrir las necesidades sociales y espirituales de la comunidad bahá’í iraní. Fariba Kamalabadi, Jamaloddin Khanjani, Afif Naeimi, Saeid Rezaie, Mahvash Sabet, Behrouz Tavakkoli y Vahid Tizfahm están acusados de espionaje, propaganda contra la República Islámica y de establecer una administración ilegal, cargos que han rechazado rotunda y categóricamente sin oportunidad de un juicio justo. Han sido condenados a 20 años de prisión sin, ni siquiera, tener acceso a sus abogados.

El gobierno iraní, desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, se propuso erradicar a los bahá’ís, la minoría religiosa más numerosa del país, con más de 300.000 seguidores en Irán. Esta campaña incluye, entre otras medidas, condenas a muerte, torturas, arrestos domiciliarios, expropiación de bienes, allanamiento de morada, profanación y saqueo de cementerios, denegación de acceso a las universidades y de licencias comerciales, instigación a las masas en contra de los bahá’ís y su demonización en los medios de comunicación.

Las Naciones Unidas, la Unión Europea, organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, y numerosas personalidades en todo el mundo denuncian continuamente estas violaciones de los derechos humanos.

En España, un grupo de Amnistía Internacional está trabajando por su liberación (http://www.es.amnesty.org/grupos-locales/comunidad-madrid/grupos/madrid/paginas/grupos-locales/grupo-e66/7-lideres-bahai-encarcelados-por-su-religion-en-iran/). Este grupo ha elaborado una exposición titulada “Perseguidos por la fe, el caso de los bahá’ís de Irán” que ya ha visitado Madrid, Marbella, Valencia y Barcelona. Christiane Borowski, coordinadora de este grupo, ha declarado que “la libertad religiosa es uno de los derechos humanos fundamentales y nadie debería sufrir persecución alguna por vivir su fe de manera pacífica.”

Roxana Saberi, la periodista estadounidense arrestada en Irán en 2009 acusada de espionaje, compartió celda con las dos mujeres de este grupo, Fariba y Mahvash. Pueden ver (en inglés) una entrevista en la que relata el tiempo que compartió con las que llama “sus madres” en la cárcel de Evin, lamentablemente conocida por las terribles condiciones a las que están sometidos sus presos: http://educationunderfire.com/angels-of-iran/a-voice-for-the-voiceless/.