Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Tres bahá’ís apuñalados en Irán: evidentemente un crimen de odio religioso

GINEBRA – El lunes 3 de febrero, un intruso no identificado apuñaló a tres bahá’ís en su domicilio en Birjand, Irán. Según las informaciones recibidas por la Comunidad Internacional Bahá’í, este crimen ha sido motivado probablemente por el odio.

Los tres –marido, mujer y su hija – han sobrevivido, pero se encuentran actualmente en cuidados intensivos en el hospital de la zona. Según los informes recibidos desde Irán, el agresor, que estaba enmascarado, entró en el domicilio de Ghodratollah Moodi y su mujer, Touba Sabzehjou, hacia las 20:00 horas.

Agredió inmediatamente al Sr. Moodi, a la Sra. Sabzehjou y a su hija, Azam Moodi, con un cuchillo o un objeto cortante, hiriendo gravemente a los tres. El Sr. Moodi fue herido en el abdomen y en el costado; la Sra. Sabzehiou fue alcanzada en el cuello. Los dos perdieron el conocimiento a causa de la hemorragia. La Srta. Moodi, a pesar de estar herida de gravedad, pudo llamar a la policía y llevaron a los tres al hospital, donde permanecen ingresados en cuidados intensivos.

Diane Ala’i, la representante de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones Unidas en Ginebra, declaró que parece que el único objetivo del agresor fue el de matar a tres bahá’ís inocentes en su casa.

«Por lo que no puede haber la menor duda de que este crimen ha sido motivado por la religión. El Sr. Moodi era bien conocido como líder de la Comunidad Bahá’í de Birjand. Nuestra primera preocupación es que la familia Moodi se recupere. Pero también nos preocupa que las autoridades de Irán inicien de inmediato la investigación de este crimen para llevar al culpable ante la justicia.

La triste realidad es que han tenido lugar más de 50 agresiones físicas a bahá’ís iraníes desde 2005 y ninguno de los agresores ha sido procesado ni llevado ante la justicia de ningún otro modo. Y al menos 9 bahá’ís han sido asesinados en circunstancias sospechosas durante este mismo periodo y los asesinos también gozaron de impunidad. El más reciente, por ejemplo, ha sido el asesinato de un bahá’í de Bandar Abbas; y la policía todavía no ha inculpado a nadie por este crimen. El Sr. Ataollah Rezvani, que también era un líder de la comunidad bahá’í de su localidad, fue asesinado en su propio coche con un disparo en la cabeza el 24 de agosto de 2013.

«Si el nuevo gobierno del presidente Hassan Rouhani fuese sincero en lo que respecta a su afirmación de que, bajo su presidencia todos los ciudadanos iraníes gozarán de los mismos derechos, entonces este nuevo caso debería tomarse con la máxima seriedad, empezando por emprender de inmediato la búsqueda del hombre que ha atacado a la familia Moodi.

«Lo que resulta reconfortante, es que los iraníes no bahá’ís, una vez más, han expresado su profunda preocupación y apoyo a los bahá’ís de Irán, como dan testimonio de ello varios reportajes en la web que reclaman que los bahá’ís reciban un trato justo», afirmó la Sra. Ala’i.

Fuente: Bahá’í World News Service