Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

«Entretejidos por la Misericordia de Dios»: una conferencia que destaca el papel de la religión en el cambio social

—Madrid, 27 de abril de 2016. Un evento interreligioso, co-organizado por la comunidad bahá’í de España, atrajo a cerca de 200 participantes, y exploró cómo las diferentes tradiciones religiosas pueden trabajar en colaboración para el mejoramiento del mundo.

resized7Bajo el título “Entretejidos por la misericordia de Dios”, el evento se celebró el 17 de abril de 2016 y lo organizaron varios grupos religiosos, incluyendo la Asociación Internacional para el Diálogo Interreligioso Monástico (DIM), la sección de acción social y misionera de la Iglesia Católica de España, la Casa Turca y la comunidad bahá’í.

En el discurso de apertura, los representantes de la comunidad bahá’í destacaron que algunos de los objetivos de la reunión eran la comprensión de la unidad subyacente de las diferentes religiones del mundo y explorar el papel de la religión para abordar los complejos problemas que enfrenta la humanidad hoy día.

«Todas las tradiciones religiosas capturan ciertas facetas del gran misterio», señaló D. José Luis Navarro, sacerdote católico y presidente del DIM, reconociendo la unidad inherente de las religiones.

«España tiene una larga tradición de actividades interreligiosas», mencionó el Dr. Sergio García, director de la Oficina de Asuntos Públicos de la comunidad bahá’í de España. Sin embargo, señaló que un desafío a menudo encontrado en estos foros es llevar el debate del plano de lo abstracto a cuestiones y problemáticas concretas. Un objetivo de este evento, por tanto, eran buscar elementos prácticos procedentes de las diferentes tradiciones que fueran relevantes para responder a los desafíos del S. XXI.

resized42«A pesar de lo que vemos hacer a veces en nombre de la religión hoy en día, la verdad es que la religión ha sido la causa de grandes avances sociales en el pasado», dijo el Dr, García, “podemos aprovechar su poder para el bien común de nuevo».

Los participantes exploraron las implicaciones de las enseñanzas espirituales en la vida cotidiana y los retos de la sociedad. «La verdad no significa nada a menos que intentemos aplicarla en el mundo conectándola con la justicia», dijo el Rabino Mario Stofenmacher de la comunidad Masorti Bet-El.

Los asistentes reconocieron que la participación de muchos actores diversos es fundamental para lograr el cambio social. «La transformación de la sociedad requiere la construcción de capacidad a nivel del individuo, las instituciones y la comunidad», dijo la Sra. Miryam Sanz, representante de la comunidad Bahá’í de España. «Este proceso de cambio constructivo, a la luz de la visión de Bahá’u’lláh, debe conducir a un mundo justo, unificado, próspero y sostenible, donde todos puedan contribuir a la generación de conocimiento sobre su desarrollo social».

Una de las conclusiones de la reunión fue que la religión debe jugar un papel más importante en la lucha contra el prejuicio y el fanatismo. Las comunidades religiosas representadas identificaron este problema como una importante primera área de acción.