Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

Condenado injustamente, enfermo y encarcelado

—Madrid, 14 de mayo de 2018—. Afif Naeimi, de 56 años, ha sido llamado a cumplir el resto de su pena de prisión a pesar de tener problemas de salud graves y persistentes. Él es uno de los siete miembros del antiguo grupo dirigente de los bahá’ís en Irán conocido como los Yarán, quienes fueron encarcelados por cargos falsos e infundados.

El Sr. Naeimi, que está casado y tiene dos hijos, ha sufrido graves problemas de salud durante su encarcelamiento sin un tratamiento adecuado. «Resulta profundamente preocupante la reanudación de la permanencia en prisión de Afif Naeimi, a pesar de su grave estado de salud y de las disposiciones legales iraníes relativas a su posible liberación –declaró la Sra. Diane Ala’i, representante de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones Unidas en Ginebra– Naeimi ha perdido el conocimiento en prisión en repetidas ocasiones debido a graves problemas cardíacos y, como resultado, ha sido trasladado al hospital varias veces».

Cuando era joven, Naeimi no pudo cumplir su sueño de convertirse en médico ya que a los bahá’ís se les niega el acceso a la educación universitaria, una perspectiva que ha sido, y sigue siendo, enfrentada por múltiples generaciones de bahá’ís en Irán. Los bahá’ís también se ven privados de empleos en el sector público, sus comercios son sellados, sus cementerios son profanados, ellos son vilipendiados en medios patrocinados por el estado y son arbitrariamente arrestados y encarcelados por sus creencias.

El 14 de mayo de 2008, Naeimi fue arrestado en una redada matutina en su casa en Teherán porque era miembro de los Yarán, un antiguo grupo ad hoc que atendía las necesidades espirituales y materiales básicas de la comunidad bahá’í iraní. El grupo se formó con pleno conocimiento y aprobación de las autoridades iraníes después de que las instituciones bahá’ís formales fueron declaradas ilegales en Irán en la década de los ochenta. Aún así, sus miembros fueron arrestados en 2008.

Los siete miembros de los Yarán fueron arrestados todos entre marzo y mayo de 2008 y estuvieron detenidos durante meses antes de recibir cargos. Finalmente fueron condenados a 10 años de prisión por un procedimiento legal que careció de cualquier parecido con las debidas garantías procesales. Todos los miembros de los Yarán han cumplido sus condenas de prisión y finalmente han sido puestos en libertad a excepción de Naeimi.