Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

La Libertad Religiosa: herramienta necesaria para erradicar la violencia

—Madrid, 3 de septiembre de 2018—. Diversas comunidades religiosas, diplomáticos, autoridades y otros representantes de la sociedad civil convergen en Madrid para la presentación de «La Declaración de Baréin», una iniciativa para promover la coexistencia pacífica y la diversidad religiosa en el mundo.

Representantes y delegaciones de diversas comunidades religiosas de España —entre ellas las comunidades bahá’í, musulmana, cristiana y budista—, así como diplomáticos españoles y árabes y autoridades y representantes de la sociedad civil en general, se dieron encuentro en un hotel de Madrid para la presentación de «La Declaración sobre el Reino de Baréin», documento emitido por el Rey de Baréin Hamad bin Isa Al Khalifa, cuyo contenido ha sido reconocido por diversos líderes religiosos y gobernantes y en el que se hace un llamamiento a la comunidad internacional para realizar los esfuerzos necesarios con el fin de promover la coexistencia pacífica y el respeto por la diversidad religiosa.

Para presentar esta iniciativa en Madrid, asistieron como representantes del Reino de Baréin, el Sr. Fawaz bin Mohammed Al Khalifa, príncipe de Baréin y embajador de este país en España, así como la Sra. Betsy Mathieson, codirectora del Centro Global Rey Hamad para la Coexistencia Pacífica. Ambos manifestaron que «tanto España como Baréin son ejemplos de convivencia pacífica entre las religiones y un modelo para garantizar que las personas puedan vivir en paz con independencia de sus creencias».

Por otro lado, la declaración señala que «la libertad religiosa no debe ser vista como un problema, sino más bien como una solución real a los mayores desafíos del mundo, especialmente al terrorismo, que no se aprueba en ninguna religión y que amenaza a todas las personas amantes de la paz». Durante la presentación, este argumento fue reforzado por las autoridades representantes de Baréin, al mencionar que la difusión de este pensamiento podría ayudar a erradicar la intolerancia, el odio y el extremismo, especialmente entre la población joven.

El evento fue también motivo para estrechar lazos de amistad y camaradería entre los asistentes. «Es emocionante ver la diversidad de personas que estamos reunidas en este evento», mencionó Dunia Donaires, representante de la comunidad bahá’í en ese evento. «Las religiones pueden contribuir a fortalecer la identidad colectiva que compartimos como humanidad y que radica en nuestra condición de seres humanos, más allá de las diferencias de credo, origen nacional, edad o clase social; y esta identidad expandida es clave para hacer frente a los desafíos actuales que socaban la unidad e impiden el progreso en el mundo».