Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

¿Puede el diálogo interreligioso ser una de las claves para afrontar los desafíos de la humanidad?

—Madrid, 15 de diciembre de 2018—. Representantes religiosos provenientes de diferentes trasfondos espirituales se han reunido para el 8º encuentro de la organización «Elijah Board of World Religious Leaders», cuyo tema principal del encuentro ha sido la importancia de la amistad entre las religiones y sus representantes.

Cada dos años, líderes y representantes de distintas confesiones, tradiciones y filosofías religiosas se encuentran en un punto distinto del planeta a fin de intercambiar ideas y perspectivas sobre sus propias realidades y cosmovisiones. Representantes cristianos, musulmanes, judíos, budistas, de religiones originarias de la India —como son el hinduismo o el sijismo—, y este año por primera vez bahá’ís, viajaron desde sus países de origen —Reino Unido, India, Estados Unidos y España, entre otros— para reflexionar de forma colectiva sobre los problemas de hoy en día.

«Cuando el diálogo interreligioso se conecta con las problemáticas sociales actuales, parece ser que el avance hacia una sociedad más unida y pacífica se refuerza», declara Leila Sant, quien asistió al encuentro de parte de la comunidad bahá’í. «La religión tiene recursos e instrumentos para responder ante tales desafíos. Lo hemos hecho como una sola voz a la vez que se han tenido en consideración elementos de cada tradición religiosa».

A lo largo de la semana se sucedieron varias actividades para reforzar el tema principal del encuentro: la amistad. Se inició con una recepción por parte del Cardenal Osoro a todos los representantes religiosos en la biblioteca del arzobispado, donde subrayó la importancia de la amistad y la concordia entre todas las religiones. Le siguieron varios días de discusión y reflexión intensa sobre la identidad y el conocimiento mutuo, el cual finalmente culminó en la aprobación de una declaración colectiva sobre la amistad.

«El resultado de este espacio, donde se propicia el intercambio de ideas, es un mayor entendimiento de la perspectiva de la que parten otras religiones y supone una oportunidad para trabajar por el mejoramiento de nuestras comunidades tanto a nivel individual como colectivo, tanto a nivel de base como internacional», destaca Leila Sant, «por lo tanto, el encuentro no solo se caracteriza por las buenas intenciones y palabras, sino que éstas se han reflejado en un acuerdo al que queremos ceñirnos».

La semana finalizó con un acto al que asistieron políticos, artistas y músicos, entre los que se encontraba el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. «No hay mejor espacio para el odio, el rencor y la intolerancia que los corazones vacíos», declaró Vara, «por eso la espiritualidad y la meditación son instrumentos para encontrarte y llenar lo que tenemos en nuestras almas, en nuestros adentros».