Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

El Alcalde de Llíria (Valencia) apoya campaña para detener los discursos de odio contra los bahá’ís de Irán

—Madrid, 22 de junio de 2021—. La pasada noche del 21 de junio en el marco del día Internacional de la Música, tras un concierto en la Iglesia de la Sangre, Don Manuel Cirvera Salvador, Alcalde de Llíria, ha sido la primera autoridad en firmar un reconocimiento público del arraigo de más de 50 años de los bahá’ís en esa localidad valenciana en el que expresaba su apoyo a los bahá’ís de Irán para detener la campaña de propaganda antibahá’í que se ha intensificado en las últimos meses en ese país. 

«Como persona y servidor público comprometido con la defensa de la convivencia pacífica, el aprecio por la diversidad y el respeto a los Derechos Humanos, declaro expresamente la repulsa de cualquier práctica que incite al odio contra cualquier colectivo, y concretamente en este caso contra la Comunidad Bahá’í en Irán», declaró Cirvera. 

La Oficina de Asuntos Públicos de la Comunidad Bahá’í de España ha iniciado una campaña que busca detener la intensificación de discursos de odio contra los bahá’ís en Irán patrocinados por el Estado Islámico en los medios de comunicación públicos y redes sociales. 

«Existe una creciente preocupación pues la historia ha demostrado que los discursos de odio e incitación a la violencia son la antesala de una escalada de conflictos, agresiones, crímenes y otros actos contra los derechos humanos y la convivencia pacífica», dice Clarisa Nieva, Directora de la Oficina de Asuntos Públicos. «Por esta razón, estamos invitando a que las autoridades locales y autonómicas que conocen a los bahá’ís, nuestros valores y compromiso por la cohesión social puedan manifestar su apoyo público para que las autoridades de la República Islámica de Irán puedan detener esta maquinaria de odio y desprestigio contra una gran parte de su población».

El Alcalde de Llíria ha sido el primero en manifestar su apoyo público, condenar las prácticas de incitación al odio y hacer un llamamiento a las autoridades iraníes a cumplir su deber de proteger la seguridad y convivencia de sus ciudadanos. 

«Deseo hacer constar mi apoyo y reconocimiento para que las autoridades iraníes adopten las medidas necesarias al objeto de que se ponga fin a cualquier hecho que pueda desembocar en acciones violentas contra sus propios ciudadanos y ciudadanas bahá’ís, y se permita a todas las personas practicar libremente su fe», declaraba Cirvera. 

Desde la Revolución Islámica de 1979, el gobierno iraní ha seguido un patrón sistemático de propaganda, tanto oficial como no oficial, contra los bahá’ís y sus creencias. Éste se ha llevado a cabo mediante el uso extensivo de los medios de comunicación para presentar a los bahá’ís como la fuente de todos los males imaginables. El propósito de la difusión de esta información falsa y de la propaganda de odio es demonizar y vilipendiar a los bahá’ís y provocar el rechazo de la población hacia ellos. Los bahá’ís en Irán no tienen derecho a responder a ninguna de estas acusaciones infundadas, ni en los medios de comunicación ni de ningún otro modo.

En los últimos 6 meses, desde noviembre de 2020 a abril de 2021, se han registrado cerca de 5800 expresiones de odio, un 36% más que durante el mismo periodo del año anterior.

Esta campaña de odio se ha extendido a todos los medios de comunicación, páginas web y redes sociales, así como en otros formatos como artículos, libros, seminarios de adoctrinamiento, exposiciones e incluso mediante pintadas en las calles.

Durante el acto en Llíria, Andrés Macías, miembro de la Comunidad Bahá’í de Valencia agradeció el apoyo de Don Manuel Cirvera haciendo referencia a las palabras de António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, con las que destaca la importancia de estas acciones públicas para frenar los discursos de odio: «El silencio puede ser una señal de indiferencia ante el fanatismo y la intolerancia, incluso en los momentos en que la situación se agrava y las personas vulnerables se convierten en víctimas».

La campaña de apoyo a los bahá’ís se prolongará hasta el mes de agosto y se podrá seguir a través de las redes sociales del Comité de Solidaridad con los Bahá’ís.