Oficina de Asuntos Públicos

Noticias y notas de prensa

La educación como llave para las ciudades de paz

—Madrid, 31 de mayo de 2017—. El primer foro mundial sobre ciudades sin violencia celebrado en Madrid del 19 al 21 de abril abordó las diferentes manifestaciones de violencias urbanas y analizó el papel de la educación para la convivencia y la paz.

Por primera vez, gobiernos municipales, organizaciones civiles y organismos internacionales de 67 países se unieron en Madrid —auspiciados por el ayuntamiento— para compartir sus experiencias y aprender acerca de cómo construir ciudades de paz y que fortalezcan el sentido de comunidad.

La comunidad bahá’í estuvo presente a lo largo de los tres días con un mostrador que mostraba, por un lado, la correlación entre los programas de educación y empoderamiento de base de la comunidad bahá’í y la prevención de conflictos interculturales y, por el otro, los aprendizajes generados en los ámbitos de la toma de decisiones colectivas que favorecen el consenso y en el del sistema de gobernanza interno que elude la competición y el conflicto y que canaliza los esfuerzos individuales y colectivos hacia el bien común.

El Foro demostró ser un espacio enriquecedor para la reflexión colectiva y para la discusión del papel de gobernanza en relación a la paz entre la sociedad civil, el sector privado y las instituciones públicas. «Hemos visto cómo numerosos actores sociales en muchos países están realizando esfuerzos en la búsqueda de soluciones a los conflictos en sus comunidades» destacó posteriormente Dña. Aurora González, miembro de la comunidad bahá’í y participante del Foro, «aunque el formato de las iniciativas o los programas que se estén implementando difieran entre sí, convergemos en la necesidad del trabajo coordinado entre las instituciones públicas, la comunidad y los individuos para la educación de las bases; es más, existe un lenguaje común que los participantes en este espacio comparten y que caracteriza el discurso de la gobernanza».

Entre otras cuestiones, el Foro también ahondó sobre la violencia en relación al terrorismo internacional. «Es importante que la religión tenga su espacio en la vida pública normalizado y que se comprendan sus lógicas, especialmente para combatir el fundamentalismo que amenaza la convivencia pacífica en las ciudades» señaló D. Arián Jiménez miembro de la Oficina de Asuntos Públicos de la Comunidad Bahá’í de España, «sin embargo, las religiones deben abandonar en este proceso toda pretensión de exclusividad, verse como parte de un mismo sistema aunque infinitamente rico y diverso y democratizar sus estructuras organizativas».

El evento internacional concluyó con una sesión de clausura ante la cual la alcaldesa de Madrid, Dña. Manuela Carmena, hizo un llamamiento a la cooperación para la eliminación de la violencia. Comparó a la humanidad con un cuerpo humano, donde cada individuo es único y a su vez forma parte del todo. La alcaldesa enfatizó la necesidad de aprender a identificar la violencia y de resolver los conflictos abordando la raíz de su causa.